Quien Soy

HOME >> QUIEN SOY

¿QUIÉN SOY?

 

¿ DÓNDE ESTÁ EL TALLER DE PIROLOCO?

 

El Taller de Piroloco está ubicado en Asturias, una provincia del norte hispano bañada por el Mar Cantábrico; y concretamente en la villa marinera de Gijón.

 

El Taller es un pequeño rincón donde huele a madera quemada, al elixir mágico de la vida eterna (el café), a humo de velas perfumadas y siempre envuelto en una densa niebla que se puede fumar, atrapándote y llenando tu mente de un halo de paz y felicidad que te lleva a ese estado de concentración que merece una obra de arte.

 

Un rincón donde conviven la artesanía, la música, la lectura y donde son frecuentes las visitas de otros habitantes del lugar para compartir un poco del tiempo que transita a través de las agujas del reloj y que a veces acorta ese momento de confidencias y camaradería inexplicablemente.

 

En el Tallerín se crea, se destruye y se transforma.

 

La madera cobra vida en forma de dibujos insertados a fuego, que abarcan desde lo infantil a lo autóctono, de la música a lo tribal, de lo mas nuevo a lo mas vintage.

 

Todo lo que se pueda dibujar tiene cabida en este rincón oscuro donde cualquier tiempo pasado fue mejor.

 

PIROLOCO; ESTE SOY YO

 

 

Sería más fácil que alguien de mi entorno me definiese, pero como nadie se atreve a describir a un loco de la vida, tendré que ser yo mismo quien lo haga; aun a riesgo de caer en el desvarío de un artista inconformista, crítico con el mundo actual y conmigo mismo.

 

Apasionado de la música y la lectura; me gusta pasear con mi familia y con mis amigos (pocos pero buenos); mi deporte favorito es el ciclismo, el cual practico menos de lo que debería.

 

Mi mayor pasión es retirarme con mi familia a la montaña y disfrutar el fin de semana respirando aire puro, en una soledad y silencio mágicos, que te aportan la energía necesaria para sobrevivir una semana más en la saturada y agobiante ciudad donde abundan las prisas, la falta de educación y la hipocresía, entre otras malas costumbres tan comunes en la sociedad que nos toca vivir.

 

La artesanía siempre fue una de mis mayores aficiones. Recuerdos de mi infancia, eran los recortables de casas y el pegamento Imedio que alegraban mis tardes oscuras de invierno. En el colegio pintábamos figuras de escayola para el día de la madre y marca libros de cuero para los padres; un valor que hoy en día pasa por malos momentos como tantos otros.

 

Me gusta toda clase de artesanía antigua, y sobre todo, las crecientes y excepcionales creaciones de los nuevos artesanos a los que como a mí, el nuevo orden mundial obliga a crear arte para sobrevivir.

 

Esperando no haberos aburrido con mis gustos y disgustos, a grandes rasgos, este soy yo... El Piroloco.

 

Síguenos en Facebook

Facebook Piroloco

o contacta con nosotros a través de email