El Pirograbado

HOME >> PIROGRABADO

¿QUÉ ES EL PIROGRABADO?

EL PIROGRABADO

 

Del griego. piros = fuego Y graphos = escritura, es una técnica de dibujo, primordialmente, mas su utilización abarca en la práctica, cualquier grabado empleando el aparato conocido en la actualidad como pirograbador, el cual emplea electricidad para generar el calor suficiente en la punta.

Se trata de quemar un soporte, ya sea éste de madera, cuero, papel, cartón,… con el pirograbador marcando un dibujo anteriormente realizado sobre la superficie elegida.

El pirograbador posee diferentes tipos de punta, con diferentes formas para marcar, sombrear o rellenar. Regulando la intensidad del calor que desprende la punta, se consigue más o menos intensidad en el quemado y, consecuentemente, distintas tonalidades del marrón suave al negro absoluto.

 

HISTORIA DEL PIROGRABADO

Se cree que el pirograbado fue la primera expresión artística humana. Es una forma de arte primitivo, ancestral, que nos lleva a los primeros pobladores del planeta que disfrutaron del fuego

La historia del pirograbado es tan antigua, que puede ser usada la palabra antropología dentro del contexto artístico de ésta disciplina. Está directamente relacionado con la historia del fuego. El fuego ha fascinado a la humanidad durante miles de años; Con el fuego, los antiguos pobladores descubrieron el poder de moldear la naturaleza a su voluntad.

Cuando el hombre prehistórico dibujó paredes en las cuevas con carbón vegetal, se puede considerar la primera expresión artística de la humanidad y puede ser llamado pirograbado.

Pero la gran revolución de éste arte se produjo en la Edad de los Metales, cuando los humanos dominaron la creación de herramientas metálicas. Y fue sólo en la Edad Media cuando éste arte floreció.

Durante los siglos 17 y 18, los artesanos europeos, como John Cranch (1751-1821), comenzaron a crear sus piezas de hierro "poker", y la publicación de sus técnicas. La persona pondría atizadores de metal en la chimenea para calentarlos y empujar rápidamente en la madera para crear diseños e impresiones en mesas, paredes etc.

El arte de póquer temprano (alrededor de 1890) se convirtió en una próspera industria que produce un magnífico mobiliario grabado y artículos decorativos para el hogar, con todo tipo de diseños.

En ese tiempo, un método mejor de calentamiento fue utilizado por los artesanos, y consistía en el calentamiento de un frasco de vidrio y el uso de un fuelle en miniatura para empujar el calor de la jarra a través de un tubo y en una punta de metal con un mango (poker). El aire caliente, calentaba la punta lo suficiente para quemar diseños.

 

En los siglos 19 y 20, James William Fosdick (1858-1937) de Charleston, Massachusetts avanzó las técnicas anteriores mediante la creación de una nueva manera de calentar puntas de metal utilizando una botella de vidrio que contiene la nafta, el alcohol y otros materiales inflamables. Sus experimentos dieron como resultado la introducción de líneas de incisiones que crean la apariencia 3D que es común en el arte del pirograbado actual.

Los ejemplos de equipos y piezas de la obra de Fosdick están expuestos en el Museo Nacional de Arte Smithsonian .

Otros artistas de este período, fueron Joseph Smith y Ralph Marshall (panel de pirograbado, titulado 'Por luz de las velas', fechado en 1834).

 

J. William Fosdick. Adoration of St. Joan of Arc

Ralph Marshall. 'Por luz de las velas'

Esta técnica ha sido practicada por varias culturas incluyendo los egipcios y algunas tribus africanas desde los orígenes de los tiempos. En China, durante la dinastía Han se conocía a este método como "bordado con agujas de fuego".

Por último, la llegada de la electricidad ha facilitado enormemente la labor del artista.

Los primeros soldadores eléctricos se han utilizado con éxito para pirograbado. Pero en 1916 se produjo la primera patente para el "Pen Point caliente" (o pluma punta caliente). El cable de conducción de corriente a la pluma pasa por un reóstato que controla la intensidad de la corriente, dando al artista la posibilidad de variar la temperatura, lo que es necesario para los efectos de luz y sombra.

Esta forma de arte es muy versátil ya que se puede hacer en la madera, cuero, plástico, calabazas, papel, cáscaras de huevo, hueso, cuerno, y muchas otras superficies

La pirografía es, en muchos países una forma artística tradicional que cada uno interpreta de forma particular, para así, definir un estilo propio en cada artesano.

 

Síguenos en Facebook

Facebook Piroloco

o contacta con nosotros a través de email